No es por ser ni por estar